Aula abierta CSED con María Peláez

La ex nadadora profesional y coordinadora del Centro Superior de Enseñanzas Deportivas, María Peláez, fue la protagonista de la última Aula abierta previa a las vacaciones de verano de El Observatorio del CSED.

María hizo un recorrido por la metodología de trabajo de los entrenadores que le acompañaron a lo largo de las diferentes etapas de su carrera deportiva en una ponencia titulada ‘Lo que aprendí de mis entrenadores’.

La coordinadora del CSED es una leyenda de nuestra natación. Formó parte del equipo nacional durante 19 años, participó en cinco Juegos Olímpicos y se proclamó campeona de España absoluta en 52 ocasiones. Su primera toma de contacto con la natación se produjo en Málaga. “Con mi primer entrenador aprendí a sentirme parte de un grupo y a no priorizar el resultado por encima de aprendizaje.”

Su entrenador profundizó en la mejora de los aspectos técnicos durante la etapa de tecnificación. “Entendí que era imprescindible mejorar la técnica. Mi entrenador quería que en todo momento supiéramos qué hacíamos y las razones por las que lo hacíamos.”

Tras participar en los Juegos Olímpicos de Barcelona y Atlanta, María se trasladó al Centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes. En ese periodo consiguió el mejor resultado deportivo de su carrera. “Fuimos campeones de Europa, y digo fuimos porque mi entrenador y yo éramos un equipo.”

María reflexionó acerca de lo importante que es preparar al deportista, desde el punto de vista psicológico, para sobrellevar un resultado deportivo tan sobresaliente. “Un gran resultado te lleva a pensar que quizá no puedes volver a repetirlo”.

La coordinadora del CSED trabajó con distintos entrenadores durante los siguientes años hasta llegar a una última etapa, muy fructífera, en la que no solo termina su carrera académica — “De los 120 nadadores que nos formamos en mi centro, sólo 4 fuimos a unos JJ.OO. Es evidente que hay que compaginar los estudios y el deporte” — sino que consigue cumplir el objetivo común que tanto ella como su técnico habían acordado: participar en sus quintos Juegos Olímpicos.

María Peláez se retiró en el 2010 tras más de dos décadas dedicadas a la natación, un palmarés casi inabarcable y un sentimiento de gratitud hacia sus técnicos.

“Creo que he tenido mucha suerte con mis entrenadores. Con ellos mantuve la pasión por mi deporte.”

La charla se completó con un interesante turno de preguntas en el que los asistentes tuvieron la oportunidad de plantear a María diferentes cuestiones relacionadas con sus distintas etapas deportivas.